martes, 17 de abril de 2012

APRENDI

APRENDI



Aprendí a quererte en sueños
por que en la realidad
 es muy poco probable tenerte

aprendí a besarte en la imaginación
por que en cada segundo de vida
no es posible hacerlo

Aprendí
que se puede sentir algo parecido a la realidad
que puedo sonreír con tan solo imaginar
que puedo mirar al cielo y decir que ya no puede ser

aprendí a soñarte en las noches
aprendí a disfrutar de tu ausencia
aprendí a verte alejar cada vez mas
mientras se que al final volverás

aprendí a soñarte en las noches
aprendí a disfrutar de tu ausencia
aprendí a verte alejar cada vez mas
no te quejes fuiste tu quien me enseño a vivir así

aprendí a presenciar como camina el olvido
aprendí a vivir y ser feliz con lo vivido
aprendí con mi intuición a predecir cada cosa
cada desicion que tomaste que te iba alejando de mi

aprendí a sufrir
a ver como pretende cambiar alguien a quien amaste
a sentir de un momento a otro como con arrogancia
te puede tratar alguien a quien le entregaste todo

aprendí a ser cambiado por otro amor
a presenciar la felicidad de esa persona
a ver como te lo puede decir en persona
que ya no te necesita,que ya te supero
no sabiendo que queda la sombra de un amor

aprendí
que el que actúa de forma real
siempre quedara en el alma de una persona
que el que entrega mas allá
jamas es olvidado y incluso superado

aprendí
a ser un poco diferente
a entregar lo que es escaso en las cosas del amor
por que las cosas sencillas
son las que se recuerdan

aprendí
que esta vida es corta
aprendí y vi amores que por ser tan intensos
quedan en la cuerda floja

que esa intensidad
puede ser relacionada con el grado de soledad
que es mejor mirar a los ojos y callar
que es mejor vivir cada momento como si fuese el ultimo en materia de amar

aprendí
que es mejor amar
que los problemas son pruebas de una relación
que el sexo y la pasión puede que un día dejen de caminar
y hay que animarlo y darle motivos para seguir y volver

aprendí
a sentarme y a recordarte de una manera loca
de una manera intensa sentirlo en mi ser
y cada vez que lo hago
parece que te llega y sueles aparecer


aprendí a estudiar las personas
a ser mujeriego y ser romántico
a ser charlatán y ser formal
a ser serio y a ser un individuo fiel

aprendí que de manera voluntaria no se puede olvidar
que es mejor dejar que la memoria pueda actuar
que la vida es mas buena cuando se sonríe
que siempre queda la familia y los buenos amigos en los momentos tristes


aprendí
a gritar y a cerrar el puño
cuando presencio
que todo cambia de pronto

aprendi
a ser mas justo y menos impulsivo
a hablar menos y escuchar mas
a intentar callar cuando se que por la razón no podrán entender


aprendí
del sexo y la noche
del sol y el día
de las palabras y su poca congruencia muchas veces con lo que se siente

aprendí
a no esperar mas de lo que se puede dar
 abrazar el tiempo
por que rápido ha de pasar
a ver como sentado en un futuro no lejano miles de historias podre contar


aprendí
que el que tiene mucho es pobre
si se deja llevar de la avaricia
si tiene mucho mas de lo que necesita

aprendí a ver el valor de una persona en los ojos
aprendí a saber cuando mienten
a ver que el mundo puede que siga de mal en peor
pero que aun quedas cosas buenas

aprendí
a dejar de mirar el teléfono cuando se espero una llamada
a aceptar mirar al espejo
y ver que en todo momento uno cambia
a ser loco cuando exigen demasiada cordura


aprendí
a verte pasar por aquí en silencio
a ver tus ojos bonitos mirando lo que escribo
a decirte te quiero y que sientas lo mismo

aprendí
que tanto aprendí
y aun no puedo explicar
por que nos deseamos tanto por que lloramos por dentro al pensar

aprendí
que tanto aprendí
y aun no puedo explicar
por que te diriges a mi y me susurras que aun queda un gran querer...


por que llegas a mi
y nuestros cuerpos tiemblan como la primera vez.......


autor
kostia santana








3 comentarios:

Anónimo dijo...

Te llamo?

kostia santana dijo...

quien eres? pudieras describirte? que me diras que no se? que haras>? a que le temes srita anonima

Anónimo dijo...

Realmente aprendiste?