domingo, 3 de octubre de 2010

TODO A SU TIEMPO



TODO A SU TIEMPO

A veces en la vida queremos correr detrás de algo, gastamos todas nuestras energías en obtener y ser de alguna forma que simplemente no estamos preparados.

Hablo de aquellas personas que quieren saltar etapas, adoptar actitudes que su desarrollo cognitivo aun talvez no esta al nivel de ellas por eso siempre digo esta frase que me encanta y es todo a su tiempo.

Hablo de jóvenes queriendo ser adultos de niños/as que se arriesgan a jugar el papel de adolescentes, hablo de relaciones de parejas aun muy jóvenes que se exigen un plan de vida, una serie de planes futuros de casarse de mudarse de sentir que están preparados pero en este caso muchas veces los datos estadísticos hablan por si solos divorcios muy tempranos incluso peores consecuencias en otros casos.

Recuerdo de mi parte que algunas personas me exigían pensar mas en futuro de pensar mas en planes a largo plazo de envolverme en una serie de planes que simplemente en el aquí y ahora de ese momento no los considere importantes ahora bien la pregunta es ¿Debería yo culparme por una realidad un modo de ser que era en ese momento? La respuesta es nooo por que cada etapa cada día somos diferentes estamos en un constante crecimiento, no podemos nacer y caminar de pronto todo es un proceso muchos de aquellos pensamientos y actitudes que se me exigía en un pasado están llegando a mi en el presente de manera natural y me siento preparado para asumirlos NUNCA ES TARDE cada quien tiene un ritmo diferente.

Ahora bien, no es que se van a sentar y van a contestar la frase Todo a su tiempo de manera irresponsable o para huir de algún reto no!! No es que nos detengamos que no tengamos metas ni proyecciones sino que estas no se pueden ver como una obligación ni algo que es fijo e invariable, ser menos psicorigidos más sensible al cambio y a las situaciones de la vida que nos hacen crecer y prepararnos para las situaciones adversas.


De ahora en adelante no compita con el tiempo hágase mejor un aliado de el..

Autor
Kostia Santana

No hay comentarios: